viernes, 30 de junio de 2017

"Si no ardes por algo o alguien, si nada te sacude hasta el alma, si apenas te llega el entusiasmo, vas mal, algo te detiene: vives a medias"

Walter Riso

jueves, 29 de junio de 2017

Es porque a su lado dejé de decir las palabras correctas en la cama equivocada, que dije amor y la ciudad se llenó de serpentinas. Es porque cuando ella está, en la foto revienta de belleza el paisaje. Es por el verbo caer que es el más bello si es sobre su cuerpo. Es porque yo tenía una foto de mi angustia en el carnet y ella despertó la risa que se quedó dormida en otro cuerpo.
Que yo solo tengo una casa y está en su boca, que yo solo tengo un barrio y son sus ojos. Que cuando ella no está conmigo no soy más que un extranjero. Porque mi nacionalidad no es un lugar, es donde está su cuerpo.Es porque me ha enseñado que no es buena idea subir las escaleras del edén por el último peldaño. Que a su lado he aprendido a hacerlo lento, a no comerme corazones poco hechos. Es porque quemarse es otra cosa si se trata de su fuego. Es porque aunque su nombre empiece por eme ella se llama paz y libertad. Que si no está el mundo es solo una fotocopia. Es su manera de equivocarse y reconocer al poco tiempo que estaba equivocada. Su modo de reírse de mí cuado le digo que nos casemos y a tomar por culo todo lo demás. Que cuando me besa se acuestan los demonios, que cuando se ríe se cierra una oficina, se mueren las pistolas, dimite un dictador.
Es porque su mirada significa que me quedan cien veranos y que si gasto alguno, con solo mirarla de nuevo se reponen.

María Turiel Soler

miércoles, 28 de junio de 2017

Una amiga mía, de esas de verdad, me dijo: "haz lo que quieras, lo que te apetezca y olvídate del qué dirán".
Y me paré a digan pensar y, joder ¿por qué no? Que digan lo que quieran, que piensen lo que quieran y que actúen como quieran. Que se enfaden, que ese problema tienen, enfadarse y desenfadarse. Que te critiquen tanto hasta que te piten los oídos.
Eso que a ti te tiene que dar igual. Y a mí, también.
Vive. Haz lo que te haga feliz, lo que te apetezca en el momento, lo que te salga, lo que sientas, lo que te ponga los pelos de punta o lo que te haga temblar las piernas. Sea la locura que sea. Y que pase lo que tenga que pasar. Y que digan lo que les salga del pie. Pero que nadie te quite las ganas de disfrutar o de hacer tu vida a tu manera.

Un rincón maravilloso

viernes, 23 de junio de 2017

Consecuencias

Desde muy pequeños nos advierten que pequeños gestos tienen grandes consecuencias, no es hasta que crecemos cuando somos conscientes de esto. En la sociedad actual todo son grandezas, poco podemos decir de los pequeños detalles que son los que marcan la diferencia y permiten alcanzar los grandes logros. La perseverancia y la constancia son las claves del éxito, aquellas personas que viven a través de ilusiones y que transmiten grandezas son las que pretenden alcanzarlo, pero por contra son aquellas que con sus pequeños pasos y esfuerzos logran lo supremo, no por ello son más transparentes, todo lo contrario.
El otro día escuché que somos como un árbol, nacemos siendo las raíces y vamos construyendo nuestro tronco hasta llegar a la copa, el camino no es fácil; nos desviamos, esos desvíos que tomamos son las ramas que al final llenan nuestra vida de experiencias, nos hacen más fuertes y hacen que luzcamos mejor.
En ocasiones cuando tomamos esos desvíos hacemos crecer una rama y no nos damos cuenta de sus consecuencias. Vamos a impedir que la luz del sol le llegue de forma tan directa a la otra rama que había debajo, un simple gesto, una gran consecuencia. Al final esa rama pequeñita conseguirá salir adelante, lucirá incluso más bonita pero precisamente porque habrá luchado más, será más fuerte y sus experiencias habrán sido más numerosas. Esa rama que parecía que iba a quedar en la sombra se llena de flores, rosa amaranto, preciosas, únicas, vistosas.

P.D. Que tu objetivo sea convertirte en esa rama.

miércoles, 21 de junio de 2017

Hace unos años, decidí que tenía que encontrar una filosofía de vida que definiese lo mejor posible quien soy. No vaya a ser que alguien me preguntase y me pillase desprevenida. Chica precavida vale por dos. Y después de leer muchas citas de Coehlo, de Benedetti, y otras firmadas por Bob Marley que probablemente él no dijese en su vida, la encontré. Vaya si lo hice. Y me ha seguido conmigo desde entonces. La frase en cuestión es de mi libro/musical/película favorita "Los miserables". Y dice así: "aquellos que sigan el camino de lo correcto, obtendrán su recopmensa". Supongo que de pequeños a todos se nos intenta inculcar que hay que ser bueno con los demás, que no hay que hacer daño a las personas que te quieren, y que por mucho que estés pensando que el tío con el que estás cenando es un capullo, no está bien hacer bomba de humo con la excusa de que vas al baño. Pero luego creces, sales al mundo real y te das cuenta de que no es tan sencillo y de que las relaciones personasles son mucho más complicadas. Todos cometemos daños en algún momento a otra persona. Pero a veces se trata de un daño que no hemos buscado hacer. Yo decidí en ese momento, que viviría mi vida con mis decisiones, con mis aciertos y mis muchos errores, pero siempre intentaría hacerlo causando el menor daño posible. Que algo ogrado a base de criticar y pisotear al próximo, no me iba a satisfacer en absoluto. Y que no podía juzgar las decisiones de los demás. No me gusta nada la gente que dice: "a mí si me pasase esto, acutaría de esta forma". ¿Y tú qué sabes? Y quién soy yo para decidir lo que está bien, lo que está mal, a quién amar, o la eterna duda, qué es mejor, dulce o salado. Cuando uno es el resultado de sus decisiones y de sus actuaciones, y yo desde luego seguiré intentando que nadie sufra con ellas. Porque todo vuelve. Porque todo se devuelve. Karma is a bitch only if you are.

María Turiel Soler